Nefropatía Diabética (Diabetic Nephropathy)

Visión de conjunto

La nefropatía diabética es una complicación grave relacionada con el riñón de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. También se llama enfermedad renal diabética. Hasta el 40 por ciento de las personas con diabetes eventualmente desarrollan enfermedad renal.

La nefropatía diabética afecta la capacidad de los riñones para hacer su trabajo habitual de eliminar los productos de desecho y el exceso de líquido de su cuerpo. La mejor forma de prevenir o retrasar la nefropatía diabética es manteniendo un estilo de vida saludable y tratando su diabetes y presión arterial alta.

La nefropatía diabética es una complicación grave relacionada con el riñón de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. También se llama enfermedad renal diabética.

Durante muchos años, la condición daña lentamente el delicado sistema de filtración de sus riñones. El tratamiento temprano puede prevenir o retrasar la progresión de la enfermedad y reducir la posibilidad de complicaciones.

Su enfermedad renal puede progresar a insuficiencia renal, también llamada enfermedad renal en etapa terminal. La insuficiencia renal es una afección potencialmente mortal. En esta etapa, sus opciones de tratamiento son diálisis o un trasplante de riñón.

El hiperparatiroidismo secundario (Secondary hyperparathyroidism (SHPT)) es común entre los pacientes con nefropatía diabética (DN), según un nuevo estudio.

Síntomas

En las primeras etapas de la nefropatía diabética, es posible que no note ningún signo o síntoma. En etapas posteriores, los signos y síntomas incluyen:

  • Empeoramiento del control de la presión arterial
  • Proteína en la orina
  • Hinchazón de pies, tobillos, manos u ojos
  • Mayor necesidad de orinar
  • Menos necesidad de insulina o medicina para la diabetes
  • Confusión o dificultad para concentrarse
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Picazón persistente
  • Fatiga

Cuándo ver a un doctor

Haga una cita con su médico si tiene algún signo o síntoma de enfermedad renal.

Si tiene diabetes, visite a su médico cada año para una prueba de orina que detecta proteínas. Esto ayuda a determinar qué tan bien están funcionando los riñones.

Causas

La nefropatía diabética se produce cuando la diabetes daña los vasos sanguíneos y otras células de los riñones.

Cómo funcionan los riñones

Sus riñones contienen millones de pequeños grupos de vasos sanguíneos (glomérulos) que filtran los desechos de su sangre. El daño severo a estos vasos sanguíneos puede provocar nefropatía diabética, disminución de la función renal e insuficiencia renal.

La nefropatía diabética causa

La nefropatía diabética es una complicación común de la diabetes, tipos 1 y 2.

Con el tiempo, el alto nivel de azúcar en la sangre asociado con la diabetes no tratada causa presión arterial alta. Esto a su vez daña los riñones al aumentar la presión en el delicado sistema de filtración de los riñones.

Factores de riesgo

Varios factores pueden aumentar su riesgo de nefropatía diabética, que incluyen:

  • Diabetes, tipo 1 o 2
  • Azúcar en sangre alta (hiperglucemia) que es difícil de controlar
  • Presión arterial alta (hipertensión) que es difícil de controlar
  • Ser fumador y tener diabetes
  • Colesterol alto en la sangre y diabetes
  • Antecedentes familiares de diabetes y enfermedad renal

Complicaciones

Las complicaciones de la nefropatía diabética pueden desarrollarse gradualmente durante meses o años. Pueden incluir:

  • Retención de líquidos, lo que podría provocar inflamación en los brazos y las piernas, presión arterial alta o líquido en los pulmones (edema pulmonar)
  • Un aumento repentino de los niveles de potasio en la sangre (hipercalemia)
  • Enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos (enfermedad cardiovascular), que posiblemente provoque apoplejía
  • Daño a los vasos sanguíneos de la retina (retinopatía diabética)
  • Anemia
  • Úlceras en los pies, disfunción eréctil, diarrea y otros problemas relacionados con nervios y vasos sanguíneos dañados
  • Complicaciones del embarazo que conllevan riesgos para la madre y el feto en desarrollo
  • Daño irreversible en los riñones (enfermedad renal en etapa terminal), que finalmente requiere diálisis o un trasplante de riñón para sobrevivir

Prevención

Para reducir su riesgo de desarrollar enfermedad renal diabética:

  • Trata tu diabetes Con un tratamiento eficaz de la diabetes, puede prevenir o retrasar la enfermedad renal diabética.
  • Administre la presión arterial alta u otras afecciones médicas. Si tiene presión arterial alta u otras afecciones que aumentan su riesgo de enfermedad renal, trabaje con su médico para controlarlas. Pregúntele a su médico acerca de las pruebas para detectar signos de daño renal.
  • Siga las instrucciones sobre medicamentos sin receta. Cuando use analgésicos sin receta, como aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y paracetamol (Tylenol, otros), siga las instrucciones del paquete. Para las personas con enfermedad renal diabética, tomar este tipo de analgésicos puede provocar daño renal.
  • Mantener un peso saludable. Si tiene un peso saludable, trabaje para mantenerlo siendo físicamente activo casi todos los días de la semana. Si necesita perder peso, hable con su médico sobre estrategias para perder peso. A menudo esto implica aumentar la actividad física diaria y reducir las calorías.
  • No fumes Fumar cigarrillos puede dañar sus riñones y empeorar el daño renal existente. Si es fumador, hable con su médico sobre las estrategias para dejar de fumar. Los grupos de apoyo, el asesoramiento y los medicamentos pueden ayudarlo a detenerse.

 

Diagnóstico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su médico le preguntará acerca de sus signos y síntomas, realizará un examen físico y le preguntará sobre su historial médico. Él o ella lo puede derivar a un especialista en riñones (nefrólogo) o un especialista en diabetes (endocrinólogo).

Para determinar si padece de enfermedad renal diabética, es posible que necesite ciertas pruebas y procedimientos, como:

  • Análisis de sangre. Si tiene diabetes, necesitará análisis de sangre para controlar su condición y determinar qué tan bien están funcionando sus riñones.
  • Pruebas de orina Las muestras de orina brindan información sobre su función renal y si tiene demasiada proteína en la orina. Los niveles altos de una proteína llamada microalbúmina pueden indicar que sus riñones están siendo afectados por la enfermedad.
  • Pruebas de imagen. Su médico puede usar rayos X y ultrasonido para evaluar la estructura y el tamaño de sus riñones. También es posible que se someta a una tomografía computarizada y a una resonancia magnética (IRM) para determinar qué tan bien circula la sangre dentro de los riñones. Se pueden usar otras pruebas de imagen en algunos casos.
  • Pruebas de función renal. Su médico puede evaluar la capacidad de filtración de sus riñones usando la prueba de análisis renal.
  • Biopsia de riñón Su médico puede recomendar una biopsia renal para extraer una muestra de tejido renal. Se le administrará un anestésico local. Luego, su médico usará una aguja fina para extraer pequeños trozos de tejido renal para examinarlos con un microscopio.

Tratamiento

El primer paso para tratar la nefropatía diabética es tratar su diabetes y, si es necesario, la presión arterial alta (hipertensión). Con un buen control del nivel de azúcar en la sangre y la hipertensión, puede prevenir o retrasar la disfunción renal y otras complicaciones.

Medicamentos

En las primeras etapas de la enfermedad, su plan de tratamiento puede incluir varios medicamentos, como los que ayudan a:

  • Controle la presión arterial alta. Los medicamentos llamados inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y bloqueadores de los receptores de la angiotensina II (BRA) se utilizan para tratar la presión arterial alta. No se recomienda el uso de ambos debido al aumento de los efectos secundarios. Los estudios respaldan el objetivo de una lectura de presión arterial de 140/90 milímetros de mercurio (mm Hg) o menos.
  • Administre niveles altos de azúcar en la sangre Se ha demostrado que varios medicamentos ayudan a controlar el nivel alto de azúcar en la sangre en personas con nefropatía diabética. Los estudios respaldan el objetivo de una hemoglobina A1C promedio (HbA1C) de menos del 7 por ciento.
  • Bajar el colesterol alto Los medicamentos para reducir el colesterol llamados estatinas se usan para tratar el colesterol alto y reducir las proteínas en la orina.
  • Fomentar la salud ósea Los medicamentos que ayudan a controlar su equilibrio de fosfato de calcio son importantes para mantener huesos sanos.
  • Controle la proteína en la orina. Los medicamentos a menudo pueden reducir el nivel de la proteína albúmina en la orina y mejorar la función renal.

Su médico puede recomendar pruebas de seguimiento a intervalos regulares para ver si su enfermedad renal permanece estable o progresa.

Tratamiento para la enfermedad renal diabética avanzada

Si su enfermedad progresa a insuficiencia renal (enfermedad renal en etapa terminal), su médico lo ayudará con la transición a la atención centrada en reemplazar la función de sus riñones o en hacer que se sienta más cómodo. Las opciones incluyen:

  • Diálisis de riñón. Este tratamiento es una forma de eliminar los productos de desecho y el exceso de líquido de su sangre. Los dos tipos principales de diálisis son la hemodiálisis y la diálisis peritoneal. El primer método es más común y requiere que visite un centro de diálisis y que se lo conecte a un riñón artificial tres veces por semana. Cada sesión dura de tres a cinco horas. El segundo método se puede hacer en casa.
  • Trasplante. En algunas situaciones, la mejor opción es un trasplante de riñón o un trasplante de riñón-páncreas. Si usted y su médico deciden sobre el trasplante, se lo evaluará para determinar si es elegible para esta cirugía.
  • Manejo de los síntomas Si elige no someterse a diálisis o un trasplante de riñón, su expectativa de vida en general sería de unos pocos meses. Puede recibir tratamiento para ayudarlo a sentirse cómodo.

Posibles tratamientos futuros

En el futuro, las personas con nefropatía diabética pueden beneficiarse de los tratamientos que se desarrollan utilizando la medicina regenerativa. Estas técnicas pueden ayudar a revertir o ralentizar el daño renal causado por la enfermedad. Por ejemplo, algunos investigadores piensan que si la diabetes de una persona se puede curar con un tratamiento futuro, como el trasplante de células islote pancreas o la terapia con células madre, la función renal puede mejorar.

Además, los investigadores están probando en personas con células madre y varios medicamentos nuevos para la nefropatía diabética.

Estilo de vida y remedios caseros

Los comportamientos de estilo de vida pueden apoyar sus objetivos de tratamiento. Dependiendo de su situación, la función renal y la salud general, estas acciones pueden incluir:

  • Estar activo la mayoría de los días de la semana. Con el consejo de su médico, apunte a por lo menos 30 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana.
  • Ajustando su dieta Hable con un dietista acerca de limitar la ingesta de sodio, elegir alimentos bajos en potasio y limitar la cantidad de proteína que consume.
  • Dejar de fumar. Si es fumador, hable con su médico sobre las estrategias para dejar de fumar.
  • Mantener un peso saludable. Si necesita perder peso, hable con su médico sobre estrategias para perder peso. A menudo esto implica aumentar la actividad física diaria y reducir las calorías.
  • Tomando una aspirina diaria. Hable con su médico acerca de si una dosis diaria baja de aspirina es adecuada para usted.
  • Estando vigilante. Avise a los médicos que no estén familiarizados con su historial médico que tiene nefropatía diabética. Pueden tomar medidas para proteger sus riñones de daños mayores debido a exámenes médicos que usan tinte de contraste (como angiograma y tomografía computarizada).También podrá reconocer cuándo tiene una infección del tracto urinario y buscar tratamiento de inmediato.

Afrontamiento y soporte

Si tienes nefropatía diabética, estos son algunos pasos que pueden ayudarte a sobrellevar:

  • Conéctese con otras personas que tienen diabetes y enfermedad renal. Pregúntele a su médico acerca de los grupos de apoyo en su área. O comuníquese con organizaciones como la Asociación Estadounidense de Pacientes Renales, la Fundación Nacional del Riñón o el Fondo Estadounidense del Riñón para grupos en su área.
  • Mantenga su rutina normal, cuando sea posible. Trate de mantener una rutina normal, hacer las actividades que disfruta y continuar trabajando, si su condición lo permite. Esto puede ayudarlo a sobrellevar los sentimientos de tristeza o pérdida que puede experimentar después de su diagnóstico.
  • Habla con alguien de tu confianza. Vivir con la enfermedad renal diabética puede ser estresante y puede ser útil hablar sobre sus sentimientos. Puede tener un amigo o un familiar que sea un buen oyente. O puede que le resulte útil hablar con un líder religioso u otra persona en quien confíe. Considere pedirle a su médico una referencia a un trabajador social o consejero.

Preparándose para su cita

Si tiene signos y síntomas de enfermedad renal, programe una cita para ver a su médico.

Qué puedes hacer

Aquí hay información que lo ayudará a prepararse para su cita.

  • Tenga en cuenta las restricciones previas a la cita. Cuando haga la cita, pregúntele si necesita hacer algo de antemano, como limitar su dieta.
  • Haga una lista de sus síntomas, incluidos los que parezcan no estar relacionados con sus riñones o su función urinaria.
  • Haga una lista de todos los medicamentos, vitaminas o suplementos que toma, incluidas las dosis.
  • Enumere el historial médico clave, incluido un historial familiar de diabetes o enfermedad renal.
  • Esté preparado para discutir sus hábitos de dieta y ejercicio. Si aún no come bien y no hace ejercicio, prepárese para hablar con su médico sobre los desafíos que podría enfrentar al comenzar.
  • Pídale a un miembro de su familia o amigo que lo acompañe. Él o ella puede escuchar algo que te perdiste u olvidó.
  • Haga una lista de preguntas para hacerle a su doctor.

Para la nefropatía diabética, algunas preguntas básicas para hacerle a su médico incluyen:

  • ¿Cuál es el nivel de daño a mis riñones?
  • ¿Mi función renal está empeorando?
  • ¿Necesito más pruebas?
  • ¿Qué está causando mi condición?
  • ¿Se puede revertir el daño a mis riñones?
  • Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de cada tratamiento?
  • Tengo otras condiciones de salud ¿Cómo puedo administrarlos mejor juntos?
  • ¿Necesito comer una dieta especial?
  • ¿Puede referirme a un dietista que pueda ayudarme a planificar mis comidas?
  • ¿Necesito ver a un especialista?
  • ¿Hay una alternativa genérica al medicamento que está recetando?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que pueda tener? ¿Qué sitios web recomiendas?
  • ¿Con qué frecuencia debo programar visitas de seguimiento y pruebas?

No dude en hacer cualquier otra pregunta durante su cita cuando se le ocurra.

Que esperar de tu doctor

Su médico puede hacerle preguntas, tales como:

  • ¿Tiene diabetes o presión arterial alta? Si es asi, por cuanto tiempo?
  • ¿Está experimentando algún síntoma, como cambios en sus hábitos urinarios o fatiga inusual?
  • ¿Cuánto tiempo ha tenido síntomas?
  • ¿Qué, en todo caso, parece mejorar sus síntomas?
  • ¿Qué, en todo caso, parece empeorar sus síntomas?

Autor entrada: Isabella